Como ya sabes, estamos al inicio de la época fuerte de Leishmania en nuestro país. La subida de temperaturas y aumento de la humedad propicia la vida del mosquito que difunde el parásito transmisor, y debemos estar alerta. La leishmaniosis canina es una enfermedad grave y no tiene cura, por eso el mejor método para evitarla es la prevención.

Aquí te dejo algunas precauciones que puedes tomar para mantener a tu perro alejado de la picadura del mosquito y sus peligros.

Información

Para luchar contra la leishmania es muy importante conocerla, por eso es primordial desmentir ciertos mitos sobre la enfermedad y sus consecuencias.

Control de hábitos

El mosquito que contagia la leishmania tiene algunas preferencias. Por ejemplo, sus horas de mayor actividad suelen ser al principio y al final del día. Por eso es recomendable evitar estos momentos para el paseo, así como las zonas húmedas, especialmente en horas de mucho calor.

Las salidas del perro se suponen como momento de riesgo ya que es cuando el animal “visita” el hábitat del insecto. Sin embargo, no hay que olvidar que si tenemos puertas y ventanas abiertas, sin mosquiteras, pueden picarle sin siquiera salir de casa.

perro-precaucion

Es importante que sepas que estos primeros consejos son los “menos efectivos” de todos los que explicaré. Es decir, no pueden tomarse como solución, ya que por sí mismos no anulan el peligro (como has visto en el ejemplo de que el mosquito entre a la casa). Pero tenerlos en cuenta como complemento al resto puede ser de gran ayuda, ya que reducen la exposición de tu mascota a la infección.

Revisión obligatoria

¡Esto es muy importante! Es posible que tu mascota ya esté contagiada y no lo sepas, ya que los síntomas tardan en manifestarse. Por eso lo primero que debes hacer, aprovechando los días iniciales de la temporada de peligro (primavera), es llevar a tu peludo a revisión. El procedimiento que hay que seguir es diferente si está infectado o no, por eso lo primordial es realizar un diagnóstico para saber cómo tratar un caso o el otro.

Antiparásitos externos

El uso de collares y pipetas repelentes representa la mayor parte de la protección. Ambos sistemas liberan sustancias insecticidas sobre la piel del perro que ahuyentan al mosquito durante meses.
collar-leishmania
Para facilitar la difusión del uso de estos métodos, en nuestras tiendas encontrarás el collar Scalibor a un precio reducido durante todo el mes de abril, así como ofertas especiales en pipetas Effitix, Advantix y Frontline Tri-Act hasta el 29 de mayo.

Vacunación

La intervención interna no puede evitar la picadura, pero es el método perfecto para reforzar las defensas. Por eso, aunque el perro haya sido ya infectado, reduce los efectos de la enfermedad.

Con estos consejos, ya sabes cómo proteger a tu mascota de la picadura del mosquito.

Si tienes alguna duda, puedes enviarla a nuestro equipo veterinario al 645 052 379, o consultar nuestros planes de salud canina.