En el primer capítulo de nuestro canal de Youtube dedicado al bienestar canino tratamos el tema de los viajes.

En este artículo te indicamos cuáles son los consejos que debemos seguir para viajar en coche con el perro:

Antes del viaje

La primera recomendación es tener siempre presente que un viaje es un cambio inesperado para el perro y necesitará unos días para adaptarse.

Para reforzar la tolerancia de nuestro perro al cambio de rutina que supone tanto el trayecto como la estancia de un viaje, podemos recurrir a productos nutracéuticos. Son compuestos de origen natural con efecto apaciguante, no necesitan prescripción veterinaria.

adaptil_maskokotas

Durante el trayecto

En el camino, tanto a la ida como a la vuelta, lo importante es que el perro viaje tranquilo, cómodo y seguro.

Para ello podemos optar por un transportín adaptado a su tamaño o bien por ubicarlo en el asiento trasero del coche.

En este caso, necesitará dos elementos imprescindibles:

  • Un arnés (nunca collar, ya que provocaría daños cervicales ante un frenazo)
  • Un cinturón de seguridad adaptado para fijarlo al chasis del vehículo, según indica la normativa de la DGT.

Como complemento para hacer la fijación más segura aún, puede utilizarse un arnés de doble anclaje y un supletorio sujeto a la cincha. Si quieres mejorar la comodidad de todos los pasajeros y la limpieza del coche, puedes utilizar además una funda protectora para los asientos.

funda-protectora-coche-perro

Durante la estancia

Mientras duren las vacaciones en el destino, hay que tener en cuenta que dentro del cambio de rutina el perro necesita mantener:

  • Buena hidratación y alimentación
  • Paseos cortitos y relajantes para desconectar
  • Descanso mínimo de 14 horas diarias

Para más detalles, aquí tienes el vídeo completo con las recomendaciones de Quique, nuestro educador canino:

Para más consejos interesantes sobre el cuidado canino, no olvides suscribirte.