Continuamos preparándonos para la llegada de los meses más cálidos. Los más esperados por muchos motivos, pero también con sus inconvenientes, en este caso para la salud de nuestros peludos. Hoy tratamos la amenaza de los parásitos externos para un perro.

También llamados ectoparásitos, estas especies buscan un animal al que aferrarse. Los más frecuentes son las garrapatas, las pulgas y el flebotomo (o mosquito de la leishmania).

pulga

Su hábitat ideal es el ambiente húmedo y cálido, por eso sus épocas de máxima actividad son los meses de primavera y verano, pero debemos tener en cuenta que su propagación también depende de la zona geográfica por cuestión de clima. Así, nuestra situación mediterránea será motivo de mayor alerta que, por ejemplo, en el norte del país.

¿Por qué son peligrosos para el perro?

Los principales perjuicios que afectan al animal son los directos: el parásito muerde la piel del perro para alimentarse, lo cual provoca desde molestias leves hasta picores intensos, reacciones alérgicas y heridas.

Sin embargo éstas no son las peores consecuencias. Muchos de los parásitos no sólo habitan el cuerpo del perro tras haberlo hecho con otros animales, sino que al entrar en contacto con su piel y su sangre, puede transmitirle enfermedades infecciosas graves.

¿Qué opciones de prevención existen?

Existen diferentes métodos de prevención, desde cuidados básicos y productos superficiales hasta tratamientos veterinarios.

  • Hábitos de higiene

Aunque parezca evidente, mantener una rutina higiénica adecuada puede evitar muchos problemas.

Una práctica tan simple como el cepillado frecuente, sea en casa o en peluquería canina, puede encontrar y eliminar parásitos como garrapatas o larvas. Pero también es esencial para detectar a tiempo anomalías como bultos, heridas o marcas que sean síntoma de problemas más graves, como por ejemplo una leishmania en grado poco avanzado.

cepillo-perro

  • Repelentes externos

Los métodos más comunes para combatir los parásitos externos son también de este tipo, aplicables directamente sobre la piel del perro. Existen diferente formato, según su modo de aplicación, pero todos ellos funcionan a modo de insecticida que repele una o varias de las posibles amenazas (algunos, todas ellas pero con distinta intensidad) durante determinado tiempo. Aquí tienes los 3 productos y sus marcas:

Pipeta: una ampolla que contiene la dosis líquida para aplicar sobre el cuerpo del perro. Tarda unas horas en distribuirse por toda la capa de grasa de la piel canina y, por tanto, en hacer efecto. Las pipetas Frontline ofrecen una protección de 1 mes contra pulgas, garrapatas y mosquitos; mientras que las pipetas Advantix tienen una semana menos para garrapatas y mosquito, 1 mes igualmente para pulgas, sin embargo cuentan con la ventaja de ser resistentes al agua.

Collar: el método más “permanente”, ya que el perro lo debe llevar puesto en todo momento, y además tiene la mayor duración activa. El collar Seresto es el más duradero del mercado, ya que su efectividad es de hasta 8 meses contra las pulgas, garrapatas, mosquitos y piojos. El collar Scalibor tiene un principio activo más limitado, 6 meses antigarrapatas y 4 antipulgas, y también protege contra el mosquito de la leishmanania, sólo que tiene un precio más económico.

Spray: este formato tiene una aplicación un poco más complicada, ya que hay que distribuirlo manualmente pero ofrece la ventaja respecto al resto de ser el único método de actuación inmediata. El spray Frontline aporta al perro una protección de 3 meses contra pulgas y 1 mes contra garrapatas y piojos. Con exactamente la misma duración tenemos los pulverizadores Effipro, que además son resistentes al agua.

frontline-pipeta-perro

  • Prevención interna

A pesar de que los métodos externos son los más comunes, también existen algunos de aplicación interna. Son perfectos para emplear combinados con cualquiera de los otros, incluso con varios.

Pastilla: respecto a los métodos que se aplican sobre la piel, las cápsulas ofrecen una mayor sencillez, ya que no se tarda nada en tomar, no hay que retirarla ni volverla a administrar por ejemplo si bañamos al animal, y además actúa en tan solo unas horas, frente a algunos antiparasitarios que comienzan a repeler a los dos días de su aplicación. La pastilla Bravecto tiene una protección de hasta 3 meses contra pulgas y garrapatas, mientras que la pastilla Nexgard agota su acción antes (1 mes) pero a cambio tiene la ventaja de actuar al mismo tiempo contra parásitos internos.

Vacuna antileishmaniosis: como hemos explicado en otras ocasiones esta inyección es efectiva tanto para la prevención como para la reducción de su impacto en la salud de los animales ya infectados.

antiparasitario_externo

De nuevo, no olvides que en la zona de Valencia la actividad de todos estos parásitos es mucho mayor que en otras regiones. Por eso, ahora que conoces las posibilidades de cada producto y marca, sólo me queda decirte:

*RECUERDA: ESTOS PRODUCTOS SON PERFECTAMENTE COMPATIBLES. COMBINAR VARIOS NO SÓLO ES POSIBLE, SINO QUE ES RECOMENDABLE PARA UNA PROTECCIÓN COMPLETA